Castilla y León publica las ayudas para actuaciones de rehabilitación edificatoria y sostenibilidad

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León ha convocado, por segundo año, las Ayudas a la rehabilitación edificatoria para la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad en viviendas, por un importe de 4.586.490 euros, dentro del programa comprometido para el periodo 2018-2021 de Ayudas a la Rehabilitación de Edificios y la Regeneración Urbana. Fue publicado en el BOCYL el 3 de junio, y el plazo para solicitarlas comprende desde el 4 de junio hasta el 4 de julio.

Las ayudas se publicaron en el BOCYL el 3 de junio y el plazo para solicitarlas finaliza el 4 de julio.

Las líneas de ayudas convocadas están destinadas a la mejora de la seguridad y accesibilidad de las viviendas y a la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de las mismas. La primera está dotada con 2.833.245 euros y la segunda, para la mejora de la eficiencia energética, cuenta con un presupuesto de 1.753.245 euros, lo que hace un total de casi 4,6 millones de euros. Del total previsto para estas convocatorias, al menos una cuarta parte se destinará a los municipios.

Actuaciones subvencionables y beneficiarios

Entre todas las actuaciones subvencionables destacan la mejora de la envolvente térmica de la vivienda para reducir su demanda energética de calefacción o refrigeración, mediante actuaciones en fachada, cubierta para la mejora de su aislamiento térmico, la sustitución de carpinterías y acristalamientos de los huecos, u otras, incluyendo la instalación de dispositivos bioclimáticos y de sombreamiento, así como las instalaciones de fachadas o cubiertas vegetales.

Se incluyen también obras de accesibilidad en el interior de la vivienda, la reducción de la concentración de radón, así como la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Los beneficiarios de las ayudas, tanto para seguridad y accesibilidad como para la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad, serán las comunidades de propietarios, las agrupaciones de comunidades de propietarios y las personas físicas que sean propietarias de una vivienda unifamiliar aislada o agrupada en fila, siempre y cuando los ingresos de la unidad de convivencia residente no excedan cinco veces el IPREM.

En el caso de las ayudas para la mejora de la accesibilidad, podrán optar también los propietarios y arrendatarios de viviendas situadas en edificios de tipología residencial colectiva cuando en ellas resida una persona con discapacidad o mayor de 65 años.

Estas convocatorias se completarán, este mismo año, con las ayudas a la Regeneración Urbana, con una cuantía que ascenderá a otros 4,4 millones.

Fuente: CONSTRUIBLE