Convocadas las ayudas para la eficiencia energética en instalaciones de edificios multirresidenciales de La Rioja

El Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Innovación, Industria, Trabajo y Comercio, ha abierto una nueva convocatoria de ayudas para actuaciones de ahorro y eficiencia energética en instalaciones de edificios dirigidas a las comunidades de propietarios de viviendas.

Edificio multirresidencial.

Estas ayudas, a las que se destinará un total de 507.500 euros, se enmarcan en el Plan Energético de La Rioja 2015-2020 y cuentan con cofinanciación de los fondos FEDER. Su objetivo es reducir el consumo energético de los edificios y apoyar la gestión inteligente de la energía y el uso de las energías renovables.

Para ello, la convocatoria, que fue publicada en el Boletín Oficial de La Rioja el pasado 7 de junio, prevé subvenciones para auditorías energéticas y para inversiones tanto en la iluminación interior de los edificios como en la mejora de las instalaciones térmicas. En este último caso, las ayudas incluyen la sustitución de equipos de calefacción y agua caliente sanitaria; la instalación de sistemas repartidores de costes y los contadores de calefacción.

Auditoría energética previa

Para poder optar a las ayudas es necesario que todas las instalaciones y equipos dispongan de una auditoría energética previa. Los gastos de realización de dicha auditoría podrán ser incluidos en los costes totales objeto de financiación. Este estudio energético contendrá información relevante sobre los consumos que se llevan a cabo en el edificio, con el objetivo de conseguir el mayor ahorro posible a largo plazo y garantizar el rendimiento energético global.

Las comunidades de propietarios interesadas en acceder a estas ayudas tienen un mes de plazo para solicitarlas y la concesión de ayudas se tramitará en régimen de concurrencia competitiva. Para su valoración se tendrá en cuenta, con carácter general, la antigüedad del edificio en el que se quiere ejecutar la reforma energética y el número de viviendas beneficiarias de las actuaciones. Otros criterios que se valoran son el ahorro energético obtenido con la inversión de mejora o la instalación de repartidores de costes y contadores de calefacción.

Fuente: ESEFICIENCIA