El almacenamiento de energía allana el camino para protagonizar la próxima revolución energética

El mercado de almacenamiento de energía ha llamado la atención al sector energético mundial,  lo que lleva a un crecimiento considerable y abre el camino para la próxima revolución energética, dice la firma de análisis y datos GlobalData, en su último informe.

El informe temático de GlobalData, “Investigación temática: Almacenamiento de energía”, destaca el escenario actual y las tendencias de los mercados emergentes en la industria mundial de almacenamiento de energía, y las compañías clave detrás del desarrollo de tres tecnologías de almacenamiento de energía: electroquímica, mecánica y térmica.

El mercado de almacenamiento de energía es incipiente pero de rápido crecimiento. La demanda de dispositivos del sistema de almacenamiento de energía (ESS) en el sector energético está aumentando rápidamente, particularmente después del aumento en la integración de energía renovable en las redes. La fuente de alimentación intermitente condujo a la demanda de almacenamiento de energía eléctrica y suministro durante los períodos de carga pico. Los dispositivos ESS pueden ayudar a hacer que la energía renovable, cuya potencia de salida no puede ser controlada por los operadores de la red, sea asequible y despachable.

Con el mercado de almacenamiento de energía global convirtiéndose en uno de los segmentos de rápido crecimiento dentro de la combinación de energía renovable, los fabricantes de equipos o proveedores de tecnología de almacenamiento de energía están enfocados en innovar sus soluciones y ofrecer sistemas avanzados de almacenamiento de energía.

Sneha Susan Elias, analista senior de Energía en GlobalData, comenta: “El sistema de almacenamiento de energía de batería (BESS) se considera una solución crucial para superar las limitaciones de intermitencia de las fuentes de energía renovables (RES). El mercado de almacenamiento de energía de baterías informó un desarrollo acumulado de 4,9 GW a finales de 2018 y se espera que alcance los 22,2 GW en 2023, liderado por EEUU, con un 24,7% de la capacidad mundial. Se espera que la implementación crezca, debido a que un gran número de países optan por la utilización del almacenamiento para respaldar la transformación de su sector eléctrico.

“La expansión en la capacidad de fabricación de baterías y la disminución de los costos derivados de la industria de vehículos eléctricos (EV) están impulsando el crecimiento en los servicios de almacenamiento de energía y en los nuevos mercados. Esta caída en los precios de las baterías ha favorecido al mercado de almacenamiento en baterías y ha acelerado el despliegue de proyectos de almacenamiento de energía a nivel mundial.

“Actualmente, las baterías de ion-litio (Li-ion) dominan el mercado de almacenamiento de energía electroquímica, pero ahora se están implementando otras tecnologías de almacenamiento de energía de baterías como el sulfuro de sodio (NaS), el plomo-ácido y las baterías de flujo. Si bien, el almacenamiento de energía térmica que utiliza sal fundida es una de las tecnologías más utilizadas en asociación con proyectos de energía solar concentrada (CSP), entre las tecnologías de almacenamiento de energía mecánica, los sistemas de almacenamiento hidroeléctrico de bombeo se encuentran entre las tecnologías de almacenamiento de energía más maduras y ofrecen una serie de beneficios como el balance de energía, la estabilidad, la capacidad de almacenamiento, junto con los servicios de redes auxiliares que incluyen control de frecuencia de red y reservas “.

Fuente: elperiodicodelaenergia