El Gobierno lanzará de manera “inminente” 78 millones de ayudas para compensar las emisiones de CO2 del sector industrial

El Gobierno lanzará de manera “inminente” la convocatoria de ayudas por un importe de 78 millones de euros que compensarán los costes indirectos de CO2 incurridos por las grandes empresas industriales.

En la nueva reunión del grupo de Trabajo del Acero, en la que participaron representantes de la Unión de Empresas Siderúrgicas (Unesid), de diferentes ministerios, de las comunidades autónomas y de sindicados, la secretaria general de Industria y Pequeña y Mediana Empresa, Begoña Cristeto, informó de la convocatoria, según indicó en un comunicado la patronal siderúrgica.

Los Ministerios de Energía, Turismo y Agenda Digital y de Economía, Industria y Competitividad firmaron el pasado mes de marzo un convenio mediante el cual el primero transferirá un total de 78 millones de euros de su presupuesto para esta nueva convocatoria de ayudas.

Este mecanismo de ayudas permite compensar a las industrias pertenecientes a los sectores más expuestos por los costes imputables a las emisiones de gases de efecto invernadero repercutidos en los precios de la electricidad.

Por su parte, el presidente de Unesid, Bernardo Velázquez, trasladó en la reunión “la importancia” que tiene el foro para la industria siderúrgica, “ya que permite reunir a todas las administraciones públicas con los representantes de la siderurgia española y entablar “un diálogo abierto y sincero sobre los temas de interés común”.

Apoyo ante las decisiones de EEUU

En la reunión se trató la necesidad de un comercio libre y de acuerdo con las reglas. Al respecto, Unesid agradeció el apoyo de la Administración a la investigación lanzada por la Comisión Europea de cara al establecimiento de medidas de salvaguardia derivadas de las recientes decisiones del gobierno norteamericano.

La patronal señaló que el sector siderúrgico español no pretende cerrar el mercado a las importaciones, pero sí evitar que el mercado sufra “una avalancha desordenada” de productos procedentes de los países a los que se ha cerrado el mercado americano.

Por otra parte, el tema energético fue otro de los puntos tratados, con la competitividad de la siderurgia española “seriamente lastrada” por el diferencial de precio que debe pagar por la electricidad en comparación con los principales países europeos, como Alemania y Francia, añadió Unesid.

Asimismo, la patronal expresó su interés por avanzar en el proceso de la economía circular y recalcó la necesidad de poder utilizar las escorias como áridos siderúrgicos en la construcción, en el cemento y en el hormigón.

Unesid mostró su confianza en que el nuevo Código estructural y las nuevas directrices de compras públicas verdes “reconozcan y valoren el papel que esta industria en el compromiso ambiental”.

Finalmente, el sector señaló que “está a la espera” desde hace años de que el Gobierno decida adoptar “un imprescindible aumento de la masa máxima de los camiones hasta las 44 toneladas, lo que redundará en beneficios para el conjunto de la economía y reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Fuente: elperiodicodelaenergia