Entran en vigor en el País Vasco las ayudas para la eficiencia energética y las renovables por valor de 9,45 millones

Hoy entran en vigor los programas de ayudas que el Gobierno vasco, a través del Ente Vasco de la Energía (EVE), pone en marcha este año para impulsar proyectos de uso racional de la energía y el aprovechamiento de fuentes energéticas renovables, y que este año cuentan con un presupuesto total de 9,45 millones de euros.

Estos programas, que se publicaron ayer en el BOPV, se encaminan a promocionar la eficiencia energética en sectores consumidores, a través de medidas que pretenden potenciar un uso racional de la energía en el sector Industrial, Terciario y de la Administración Pública Local, donde también se prevén ayudas para implantar fuentes renovables. En este último apartado, apoyando los aprovechamientos de la geotermia y de producción eléctrica, todo ello en sintonía con los objetivos de ahorro energético y uso de renovables establecidos en la Estrategia Energética de Euskadi del Gobierno Vasco al año 2030, que tienen como fin la transición hacia un nuevo modelo energético cada vez más sostenible. Estas medidas tienen una dotación conjunta de 6,65 millones.

Además, el día 21 de mayo entrarán en vigor las medidas adicionales destinadas al apoyo de proyectos de mejora de la eficiencia energética en Polígonos Industriales dotadas con un presupuesto de 1,5 millones de euros, y las destinadas al apoyo de tecnologías renovables marinas con 500.000 euros y de la biomasa con 800.000 euros.

Todas estas medidas se suman a las abiertas el pasado mes de marzo para la mejora energética del transporte que en conjunto suman otros 8,3 millones de euros, y que en total superan la suma presupuestaria de 17,7 millones de euros gestionados en 2019 en subvenciones para la mejora energética.

Uso racional de la energía

Al primero de los programas, de uso racional de la energía, se destinan 4,7 millones para actuaciones en eficiencia energética así como la implantación de instalaciones de aprovechamiento de energía solar térmica en el sector industrial, terciario y de la Administración Pública Local, de forma que aporten un importante grado de ahorro en el consumo de energía y, por tanto, reduzcan la factura por este concepto. Estos programas permitirán apoyar más de 400 proyectos que requerirán inversiones estimadas en más de 113 millones de euros y aportarán un ahorro de 16.500 tep/año (toneladas equivalentes de petróleo), equivalente al 0,3% de la energía consumida en Euskadi en un año.

El desglose de este programa por sectores es el siguiente:

  • Industria: el presupuesto asciende a 1 millón de eruos, con el que se prevé el apoyo de unos 100 proyectos con inversiones inducidas superiores a los 38 millones y aportarán 12.000 tep/año de ahorro. Las actuaciones susceptibles de recibir ayuda incluyen, entre otras, la renovación y mejoras de instalaciones de proceso industrial, la renovación y mejoras en instalaciones auxiliares, sistemas de gestión y digitalización de procesos, climatización, instalaciones de cogeneración, así como la realización de auditorías energéticas. También recibirán ayuda aquellas industrias que implanten sistemas de generación solar térmica y que realicen mejoras en la iluminación, tanto interior como exterior.
  • Terciario: Este sector cuenta con una dotación de 2 millones de eurosy contribuirá a impulsar inversiones de 45 millones de euros a través de cerca de 200 proyectos. Se estima un ahorro energético de 2.900 tep/año. Incluye actuaciones en renovación y mejora de las instalaciones de climatización y producción de agua caliente, la mejora de la iluminación interior y exterior, la instalación de sistemas de cogeneración así como de sistemas de gestión de la energía en aquellas empresas con cargas energéticas destacadas.
  • Administración Pública Local: Los municipios dispondrán de 1,7 millones en subvenciones que inducirán inversiones de aproximadamente 30 millones de euros a través de más de 150 proyectos. La partida permitirá desarrollar, desde el ámbito local, la renovación y mejoras en el alumbrado público, las mejoras en las instalaciones de climatización y producción de agua caliente, la implantación de instalaciones de cogeneración, la implementación de sistema de gestión energética, la realización de auditorías y planes energéticos municipales.

Impulso de instalaciones renovables

La segunda línea de ayudas, de apoyo a nuevas instalaciones renovables está dirigido a apoyar instalaciones con tecnología de aprovechamiento de la geotermia, así como la producción eléctrica renovable. Estan disponibles para todos los sectores, así como para toda la ciudadanía en general. Cuentan con una dotación conjunta de 2.750.000 euros (de los cuales 800.000 euros se destinan a la biomasa (que dará inicio el 21 de mayo) con los que se espera contribuir a la implantación de 200 instalaciones con una potencia térmica cercana a los 20 MW y 4 MW de potencia eléctrica.

Por tecnología subvencionable, el programa de ayudas se desglosa de la siguiente forma:

  • Biomasa: Las instalaciones objeto de subvención incluyen aquellas producción de calor tanto de 20 a 70 kW como las mayores de 70 kW. También se subvencionarán los generadores de calor para la producción de aire caliente y nuevas conexiones a district-heating existentes. Este programa contará con un presupuesto de 800.000 euros, con los que se espera apoyar la implantación de 30 instalaciones con una potencia conjunta cercana a los 18MW.
  • Geotermia: Se incluyen ayudas a equipos de geotermia, así como conexiones a district-heating existentes mediante una dotación de 850.000€. Con ello se prevé aumentar en unas 30 instalaciones de unos 4 MW el parque geotérmico de Euskadi.
  • Electricidad Renovable: Serán susceptibles de recibir ayuda aquellas instalaciones para el aprovechamiento de la energía solar fotovoltaica, las instalaciones eólicas y las minihidráulicas. Se espera que entren en funcionamiento cerca de 150 instalaciones con una potencia instalada conjunta de aproximadamente 4 MW. La dotación es de 1.100.000 euros.

Fuente: Prefieres