EPC+, un nuevo modelo de contrato que facilita a las pymes el acceso a los servicios energéticos

Permitir que las pymes puedan llevar a cabo proyectos de eficiencia energética a través de Contratos de Rendimiento Energético es el objetivo del Proyecto EPC+ (Energy Performance Contracting Plus), que tras 36 meses llegó a su fin el pasado mes de marzo de 2018. Esta iniciativa ha desarrollado un nuevo modelo de contrato basado en ahorros energéticos, ofreciendo al mismo tiempo servicios innovadores y de calidad.

El nuevo esquema de modelo que propone EPC+ es aquel que cumple tres condiciones: que la ESE esté constituida por un grupo de empresas a modo de clúster, que se base en ahorros garantizados y que el servicio sea innovador y de alta calidad.

El concepto de clúster

El Proyecto EPC+ surge de una situación que afecta a numerosos pequeños empresarios que quieren iniciar actuaciones para mejorar su rendimiento energético y se encuentran ante un mercado dominado por grandes empresas de servicios energéticos.

La alternativa a esta situación es la cooperación entre ESEs de pequeño tamaño. La filosofía de EPC+ radica precisamente en el convencimiento de que a través de la cooperación se pueden ofrecer servicios de eficiencia energética innovadores y de alta calidad. Esta cooperación se traduce en clústeres de empresas que han sido denominados SPIN (SME Partnerships for Innovative Energy Services).

En el Proyecto EPC+ se han creado 18 clústeres durante los tres años de trabajo. El número de miembros varía, aunque predomina de tres a seis, incluso alguno está formado por diez empresas. En España se han creado dos clústeres: uno formado por Escan, iONSE energy facilities y Atmósfera Cúbica, y el otro formado por Escan, e-Building, Calordom, Comeval e Ingenere.

En total, los 18 clústeres creados en el marco EPC+ han llevado a cabo 27 proyectos de eficiencia energética en los once países participantes. Estas 27 actuaciones han conseguido unos ahorros energéticos anuales de 2,4 GWh eléctricos y 6,7 GWh térmicos. Todo ello gracias a una inversión de 3,3 millones de euros.

Modelo de contrato EPC+

El eje central de la iniciativa EPC+ ha sido, como decíamos al principio, el desarrollo de un modelo de contrato estandarizado que permita a las pequeñas y medianas empresas privadas superar las barreras financieras que impiden utilizar los servicios energéticos con ahorros garantizados.

Estas empresas forman parte del nicho de mercado no cubierto actualmente por el mercado de los servicios energéticos, es decir: instalación de equipos para el sector público y privado, contrato de compra para venta de energía y contrato de ahorros garantizados (EPC). En concreto, el objetivo del proyecto es elaborar un modelo de negocio de servicios energéticos para proyectos de inversión baja-media con niveles de garantía medio-alto, principalmente para el sector privado.

EPC+ ha identificado dos modelos de contrato. El primero de ellos es el contrato de ahorros compartidos, donde la ESE asume tanto el riesgo de rendimiento energético y como el riesgo de crédito. El segundo modelo es un acuerdo contractual de ahorros garantizados, donde el cliente asume el riesgo de crédito pues financia el coste del proyecto mientras que la ESE asume el riesgo de obtención de los ahorros garantizados.

En cualquiera de los dos casos, con el proyecto EPC+ se intenta que las soluciones técnicas y los temas contractuales estén lo más estandarizados posible para abaratar los costes.

Financiación del modelo EPC+

Por supuesto, el equipo de EPC+ no ha pasado por alto un aspecto tan relevante como el de la financiación. En este sentido, se indica que la financiación de servicios de EPC+ tiene que aprobarse entre el cliente y el clúster.

En unos casos, la financiación se llevará a cabo por el propio cliente -con fondos propios o mediante préstamos-, en otros casos por el clúster a través de terceros -préstamos, fondos, ayudas, leasing, crowdfunding, etc.-. El equipo de EPC+ también identifica una tercera opción que es una combinación de las dos anteriores.

Para facilitar este aspecto, en el marco del proyecto EPC+ se ha desarrollado una guía de financiación que puede ser adaptada por el clúster a las necesidades específicas del proyecto y del cliente.

Resultados y conclusiones

Además de desarrollar y promover el nuevo modelo de contrato de servicios energéticos, las actividades del equipo de EPC+ han consistido en elaborar material formativo y guías técnicas que actualmente están disponibles en la web del proyecto. Todo esta documentación pretende ayudar a los proveedores de servicios energéticos a diseñar soluciones de mejoras de eficiencia energética basadas en medidas de ahorro energético y/o implantación de energías renovables.

Como ya se ha mencionado anteriormente, los clústeres creados en el seno de EPC+ llevaron a cabo 27 proyectos de eficiencia energética, los cuales aportaron la experiencia y el conocimiento suficiente para elaborar una guía de buenas prácticas.

Tras 36 meses de trabajo, se llegó a la conclusión de que las medidas estandarizadas, los esquemas de monitorización y verificación y los contratos de EPC simplificados permiten al clúster reducir significativamente los costes de transacción. Estas medidas constituyen también una buena manera de superar la vacilación y posible desconfianza de los clientes.

Fuente: ESEFICIENCIA