Europa se prepara para la desaparición de las halógenas

Este próximo 1 de septiembre entra en vigor la Directiva ErP (EC) 244/2009, que prohíbe la fabricación y colocación en el mercado de las lámparas halógenas, una situación que afecta de pleno a fabricantes y distribuidores, aunque los consumidores, según un reciente estudio de Ledvance, suspenden en el conocimiento de dicha normativa europea.

El 1 de septiembre de 2018 es la fecha límite para dejar de fabricar y vender lámparas halógenas que hayan sido fabricadas después del 31 de agosto, siguiendo la estela de la incandescencia que, desde otoño de 2009, ha dejado espacio a las tecnologías LED, más eficientes y sostenibles.

La Directiva actual se aplica exclusivamente a la fabricación y "colocación de los productos en el mercado" en todo el territorio de la Unión Europea, implicando a las halógenas importadas de otros países diferentes a la UE y fabricas después del 31 de agosto de 2018, con lo cual el stock almacenado de estas lámparas con luz no direccional caerá a partir del 1 de septiembre de 2018, de manera continuada, hasta que se agoten todas las lámparas almacenadas.

Esta realidad tan presente para algunos es, según ese estudio internacional de Ledvance, desconocida por uno de cada dos consumidores europeos, que ignora también en el 67% cuáles son sus consecuencias. De hecho, hasta un tercio de los encuestados todavía opta por esas tecnologías menos eficientes, como lámparas halógenas (29%) o incandescentes (27%).

Cristóbal Ripoll, director general de Ledvance, consciente de que los efectos de la prohibición no habían llegado a los consumidores, avanza que "nos vemos en la responsabilidad de informar de esta situación, ya que existe una considerable necesidad de mayor información sobre la prohibición y sus efectos", asegurando que "desde Ledvance invertimos en tecnología y en equipos que sean eficientemente energéticos, contribuyendo, de esta forma, a la sostenibilidad del planeta".

Edad, educación e ingresos

Un dato llamativo del estudio solicitado por Ledvance es que el grado de conocimiento de la prohibición de las lámparas halógenas es directamente proporcional a la edad, educación e ingresos de los consultados. Los resultados arrojan que, en Europa, el 54% de los encuestados nunca había oído hablar del inminente "adiós a las bombillas halógenas". Si sumamos la cantidad de personas que escucharon algo al respecto pero que desconocían sus consecuencias, esa cifra aumenta en 13 puntos porcentuales al 67%. El 62% de los que no conocían la prohibición está en el grupo de edad de 50 a 60 años, mientras que el 57% que no había oído hablar de la próxima etapa de la prohibición, consideraba que su conocimiento sobre sistemas de iluminación era bueno o al menos adecuado. Por el contrario, las cifras son mucho más altas en la conciencia sobre el tema en el grupo de edad de 18 a 39 años y entre aquellas personas con altos ingresos y altos niveles de educación.

Cabe recordar que, desde el 1 de septiembre, no podrán ser comercializadas las "lámparas clásicas" halógenas que emiten una luz omnidireccional. La mayoría de estas lámparas tienen el casquillo comúnmente utilizado E27 o E14 y proporcionan una iluminación genérica. En el portfolio de Ledvance, tales productos se encuentran en la familia Osram Halogen Classic y Halolux Ceram. Algunas lámparas halógenas no direccionales con casquillo tipo G4 o GY6.35, como Halostar Standard 24V, también se verán afectadas por la próxima prohibición.

Sin embargo, los artículos que quedarán excluidos de la regulación corresponden a productos de uso especial, como lámparas de horno que no pueden ser reemplazadas con tecnologías alternativas que ahorren energía. Otros productos a los cuales no aplica la regulación son ciertos tipos de lámparas halógenas con casquillo R7s (Osram Haloline) o G9 (Osram Halopin) fabricadas por Ledvance.

El LED como reemplazo

La nueva situación implica que los profesionales deben replantearse sus compras y optar por el gran número de alternativas LED que hay disponibles en el mercado, entre ellas el amplio porfolio de la compañía, más eficientes en términos de energía y costes. Así, entre otros productos, Ledvance ofrece a sus clientes una serie denominada Parathom LED Retrofit Classic, una amplia gama de lámparas LED con la última tecnología de filamento que puede reemplazar fácilmente a las antiguas "lámparas incandescentes" halógenas.

Para hacer que la transición a productos LED sea aún más interesante, la empresa ofrece una garantía de fabricante de hasta cinco años, algo que para Alfonso Canorea, director comercial Trade de Ledvance España, confirma que "en Ledvance, como una de las compañías con mayor compromiso en la apuesta de tecnologías eficientes y sostenibles, abogamos por ofrecer todo tipo de información, incluso en el propio embalaje, de modo que el consumidor pueda conocer las características del producto y constatar que cumple con todas las normativas".

Fuente: prefieres

 

Artículos relacionados: La Fundación f2e y Oppidumenergía te ayudan a elegir la bombilla adecuada


 

 

20180806160830.pexels_photo_207489_260_auto_ar_pad_ncrop