La demanda de energía eléctrica se desploma un 5,9% en marzo y cae un 2,8% en el primer trimestre

La demanda de energía eléctrica en la Península Ibérica alcanzó los 20.739 gigavatios hora (GWh) en marzo, lo que supone una caída del 5,9% con respecto al mismo mes del año pasado, según informó Red Eléctrica de España (REE).

Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda peninsular de energía eléctrica descendió un 4,5% con respecto a marzo de 2018, añadió el gestor de la red.

Esta es la mayor caída en la demanda eléctrica desde junio de 2018, cuando se registró un descenso del 6,3%, y supone encadenar dos meses consecutivos de bajadas.

En el primer trimestre del año, la demanda peninsular de energía eléctrica se estima en 64.102 GWh, un 2,8% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Un vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica fue un 2,1% inferior a la registrada en el primer trimestre de 2018.

La producción eólica cae un 37%

Por su parte, la producción de origen eólico en el mes de marzo alcanzó los 4.794 GWh, un 37,3% inferior a la del mismo periodo del año pasado, y supone el 24,2% de la producción total.

La nuclear, con el 26,6% de la producción total, fue la fuente de generación con más peso, seguida de la eólica, la cogeneración (13%), la hidráulica (11,1%) y los ciclos combinados (10,9%). Por su parte, el carbón apenas aportó el 4,2%.

Así, el 43,5% de la generación en el pasado mes de marzo procedió de fuentes de energía renovable y el 70,9% de la producción eléctrica no emitió CO2.

En el primer trimestre de este año, la nuclear, con el 24% de la generación, lidera también la producción, seguida de la eólica (22,9%), los ciclos combinados (12,4%), la cogeneración (12,4%), la hidráulica (10,8%) y el carbón (9,8%).

Fuente: elperiodicodelaenergia