La energía hidroeléctrica mundial aumentó su capacidad en 21,8 GW en 2018

El año pasado se pusieron en funcionamiento más de 21,8 gigavatios (GW) de capacidad hidroeléctrica renovable, según el “Informe de estado de la hidroelectricidad de 2019” que se ha publicado con motivo del Congreso Mundial de la Hidroelectricidad que se inicia hoy en París.

La generación de electricidad a partir de proyectos de energía hidroeléctrica alcanzó un récord estimado de 4.200 teravatios hora (TWh) en 2018, la mayor contribución de una fuente de energía renovable, ya que la capacidad de energía hidroeléctrica instalada en todo el mundo aumentó a 1.292 GW.

China agregó la mayor capacidad con la instalación de 8.540 megavatios, seguida por Brasil (3.866 MW), Pakistán (2.487 MW), Turquía (1.085 MW), Angola (668 MW), Tayikistán (605 MW), Ecuador (556 MW), India (535 MW), Noruega (419 MW) y Canadá (401 MW).

Brasil se ha convertido en el segundo mayor productor de energía hidroeléctrica por capacidad instalada, alcanzando 104,1 GW en 2018, superando a Estados Unidos, que cuenta con 102,7 GW. El mayor productor de energía hidroeléctrica del mundo es China con 352,3 GW de capacidad instalada.

La edición de 2019 del Informe sobre el estado de la energía hidroeléctrica presenta investigaciones sobre los múltiples servicios proporcionados por la energía hidroeléctrica, la importancia de desarrollar resiliencia al cambio climático y el papel de la digitalización y las interconexiones regionales para lograr eficiencias en la generación de energía limpia.

Con una capacidad de almacenamiento de energía hidroeléctrica de bombeo que alcanzó 160,3 GW en 2018, el informe también solicita que se reforme el marco de mercado y el tratamiento regulatorio de esta tecnología de almacenamiento limpia, especialmente en mercados liberalizados.

En total, al menos 48 países en todo el mundo agregaron capacidad hidroeléctrica en 2018. El informe muestra que Asia oriental y el Pacífico una vez más agregaron la mayor capacidad, con 9,2 GW instalados el año pasado. A esto le siguieron Sudamérica (4,9 GW), Sur y Asia Central (4,0 GW), Europa (2,2 GW), África (1,0 GW) y América del Norte y Central (0,6 GW).

“Cuatro años después de que se acordaran los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las Naciones Unidas en 2015, los gobiernos reconocen cada vez más que la energía hidroeléctrica desempeña un papel vital en las estrategias nacionales para suministrar electricidad limpia y asequible, gestionar el agua dulce, combatir el cambio climático y mejorar los medios de vida”, escriben el presidente ejecutivo de IHA, Richard Taylor, y el presidente de IHA Ken Adams en el prólogo del informe.

Fuente: elperiodicodelaenergia