Ribera reconoce que se puede estar creando una ‘burbuja de renovables’ en España y planea legislar para evitarlo

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, declaró en una entrevista con Efe que se plantea legislar para regular y ordenar el acceso a la red de los nuevos megavatios de renovables, y evitar así una posible burbuja ante un número de peticiones de licencias superior a lo esperado.

«Ha habido solicitudes de capacidad de evacuación que van muy por delante de las previsiones de lo que entendemos que es factible en términos de inversión, construcción y puesta en funcionamiento», dijo Ribera.

La ministra entiende que «hay una parte de esa nueva instalación de potencia renovable que está asociada al autoconsumo», pero «hay otra parte que puede ser una oportunidad de negocio».

«Frente a un modelo en el que muy pocos tenían capacidad financiera y tecnológica para generar y vender electricidad, ahora prácticamente cualquiera lo puede hacer», resumió.

Esto pone de relieve el «potencial que España tiene en materia de renovables», pero también supone que «hay una limitación, que es la capacidad de evacuación de esa electricidad generada a través de las redes de distribución y de las redes de alta tensión, según la ministra.

Todo ello ha generado según ella «un desafío diferente, que es cómo se vela para que esas redes funcionen en condiciones de equilibrio, en condiciones de seguridad, y cómo se autoriza la entrada a esa red», sin capacidad suficiente para absorber todas las solicitudes.

La regulación en materia de capacidad de evacuación, compartida entre la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y el Gobierno, prevé actualizar esa normativa ante la nueva realidad del sistema y la elevada demanda de puntos de acceso a la red.

No obstante, la CNMC ya cuenta con circulares de acceso y conexión a la red en fase de información pública en las que se plantea ordenar esta situación para evitar una burbuja.

«Si se hace, que seguramente tengamos que hacerla, a través de una ley, pues habrá que asegurarse que esto vaya integrándose en el sistema de forma ordenada y no generar nuevas burbujas que dan disgustos», añadió Ribera.

La ministra afirmó que «en un ámbito como este, lo peor que se puede hacer es actuar de manera imprudente y que tengamos riesgo de una regresión fuerte», y subrayó la importancia de evitar un mercado netamente especulativo de reventa de esas licencias.

La empresa que gestiona las redes, Red Eléctrica (REE), ha alertado sobre el incremento de las solicitudes y, sin datos oficiales sobre la mesa, en el sector energético se habla de 150.000 megavatios (MW) en solicitudes, es decir, prácticamente el triple de los 55.000 MW que contempla el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) hasta 2030, frente a los 38.700 actuales.

«¿Márgenes para pequeños errores? Es un terreno en el que todos estamos aprendiendo. Hay que ir con prudencia, y esto es una alerta, no queremos que se produzca una especie de mercado secundario de permisos de evacuación que nos dificulte la respuesta real que sí queremos, que es un sistema energético eficiente, renovable y que funcione con plena seguridad y a precios asequibles», concluyó.

Por otro lado, y en materia de inversiones para financiar la transición hacia una economía que elimine las emisiones de gases de efecto invernadero en 2050, cree que «hay una batalla que hay que ganar, que es la recuperación completa de la confianza».

«Hoy nuestro país genera más confianza de inversores externos que hace unos años. Todo el episodio del cambio de régimen en materia de inversiones en energías renovables ha tenido un impacto muy grande», dijo Ribera.

«Por eso, el adelantar la foto de conjunto, las herramientas, una predictibilidad flexible de hacia dónde vamos, nos parecía que era claro para generar esa confianza de inversores domésticos e internacionales que están deseando poder activar este proceso de cambio, entre otros el fondo soberano de Noruega», concluyó.

Fuente: elperiodicodelaenergia